5 museos para visitar con tu papi en 2015

  Se acerca el Día del Padre y aunque ni de lejos hay que esperar a celebrar nada para visitar museos con una persona a la que queremos, me parece una buena excusa para acercaros algunos museos que tal vez no conozcáis. Es probable que caiga en tópicos al dar por sentado que a nuestros padres por el hecho de ser hombres les guste más una temática que otra; nada más lejos de mi intención, mi padre es el mejor ejemplo de ello, como os digo no es más que una excusa bonita para poner en valor algunos museos que me a mí me parecen muy muy chulos, algunos de los cuales, confieso, tal vez no hubiera visitado de no ser porque he ido acompañada de mi chico.


Museo de Zaragoza.

Quiero empezar por este museo, dedicado a la arqueología y el arte de mi tierra, como homenaje a mi padre, quien es la razón por la cual yo siento pasión por el arte y los museos. No recuerdo cual fue la primera vez que pisé un museo, tan pequeña como era, pero sin duda fue éste, en el que pasé veranos y veranos por sus pasillos con mi cuaderno de papel guarro bajo el brazo buscando qué cuadro copiar ¿Cómo no tenerle un cariño especial si forma parte de mi vida tanto como mi colegio o el pueblo de mi madre? Algunos de mis cuadros favoritos ya no están, pero sigo yendo de tanto en tanto a disfrutar de los grandísimos Marín Bagués, Pradilla, Unceta, Gárate, Casto Plasencia, los retablos medievales y renacentistas, y claro, Goya, de los mosaicos romanos, de la colección japonesa del profesor Torralba…  en resumen, un pequeño museo, delicioso por su colección del XIX, por su edificio y cada vez más por las actividades que desde él se programan. Una visita tranquila, para conversar o deambular  en silencio y porqué no, acabar con una cañita en la Plaza de los Sitios.

info: www.museodezaragoza.es

museozaragoza


Museo Mercedes-Benz, Stuttgart.

Tengo una máxima, me interesa todo, y si está en un museo, más. Pero quizá los coches no sean una prioridad para mí, menos aún la marca Mercedes. Sin embargo he de admitir que el museo me cautivó desde el primer momento, tanto por su contenido, particularmente los modelos más antiguos, como por la museología. De los coches poco tengo que hablar, porque no entiendo (aunque disfruto tanto del concepto de diseño que me da igual coche que jarrón) y porque todos conocemos qué es Mercedes. De cómo están expuestos podría hablar y analizar  horas: es uno de los mejores museos que he visitado nunca, la propuesta no sólo es impactante y cautivadora, si no que llega al corazón, es más que probable que los museólogos que se hicieron cargo del proyecto utilizaran  las técnicas habituales a las que solemos recurrir los comunes de la profesión, pero también las mejores del márketing y publicidad porque yo salí de allí queriendo tener un mercedes (ya se me ha pasado jaja). Disfruté y aprendí de lo lindo, no se puede pedir más.

info: https://www.mercedes-benz.com/en/mercedes-benz/classic/museum/

mercedes 1 mercedes 2

 


Smithsoniam National Air and Space Museum, Washington.        

No es cuestión de entrar en debate ahora, pero me atrevo a afirmar que el concepto moderno de museo lo inventaron los americanos, y saben lo que se hace. Este impresionante museo perteneciente al Smithsonian te alucina antes de entrar con su grandiosidad, de piezas y edificio (parece que has llegado a Krypton)  y con la curiosidad que a casi todos nos despierta el mundo de la aviación y más aún del espacio. Si Leonardo o Julio Verne levantaran la cabeza en este museo volverían a caer muertos de la emoción que les produciría ver las piezacas que aquí se exponen, magníficamente por cierto; si vas con tu padre querrás cogerle de la mano, volver a ser un niño y ser astronauta de mayor.

info: http://airandspace.si.edu/ 

Smithsonian's National Air and Space Museum air_space_museum


Museo Imperial de la Guerra,  Londres.

A priori el nombre me echa para atrás, todo hay que decirlo, sin embargo los museos de la guerra son una buena oportunidad para aprender sobre un montón de temas tangenciales si su discurso es correcto y sus piezas bien elegidas: historia, ingeniería, investigación para la paz, sociología, modos de vida de la época… y éste está a la altura de todo eso. Si los americanos son unos maestros de la museología contemporánea, en Inglaterra, particularmente en Londres no se quedan atrás con sus modos de exponer. El museo de Londres forma parte de un conjunto de museos dedicados a esta temática que se reparten por esta y otra ciudades de la isla, cada uno de ellos toca un aspecto de lo que supusieron las guerras modernas para el país. Sus temporales son  tan interesantes como la colección permanente, desde arte hasta moda pasando por todo tipo de objetos. Si te gusta la arquitectura también es una buena oportunidad para disfrutar de los edificios, particularmente el de Manchester.

info: http://www.iwm.org.uk/

watime_fashion-lad_3183193b Imperial-War-Museum

                                                                                                                     


Museo Marítimo de Dinamarca, Helsingor /Elsinore.

Sólo por el edificio ya merece una visita, una de las arquitecturas contemporáneas más impactantes estudio BIG, no digo más. La museografia no lo es menos, a través de, entre otros recursos, películas proyectadas directamente sobre la arquitectura del edificio y multitud de juegos interactivos, nos van contando la historia pasada y presente de Dinamarca como uno de los principales puertos marítimos del mundo. Te interese el tema o no, vas a alucinar y te va a a gustar, ya que lo que tiene de impactante y grandioso se matiza con la elegancia habitual de los países nórdicos, por lo que la grandilocuencia se convierte en fascinación. No dejes de visitarlo por la noche, parece que estás en otra dimensión. 

info:  http://mfs.dk/en

141029171558_museos_maritimo_dinamarca_624x351_lucasantiagomora


Esto es todo, amigos

¿A cual le llevas?

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,